Encuentra tu vida (y vivienda) en el pueblo con Haya Real Estate

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

‘Me voy al campo’. Cada vez son más los que encuentran la felicidad personal y profesional transitando carreteras secundarias, esas que nos descubren la belleza y las ventajas de vivir en un pueblo.  

El 84% del territorio español es medio rural pero apenas concentra el 17% de la población. Sin embargo, un creciente número de personas decide hacer el camino inverso yendo de la ciudad al pueblo en busca de un entorno de vida más amable. Muchos de ellos deciden conectar con sus raíces reubicándose en el pueblo de sus ancestros, pero otros tantos toman la decisión asentándose en comarcas con las que solo les une un poderoso lazo: sentirse como en casa.

Vivir en el pueblo gracias a Haya Real Estate

Hablar de “neoruralismo” es hacerlo de un callado fenómeno de migración desde áreas urbanas a zonas rurales que de momento apenas tiene reflejo estadístico, probablemente por ir en sentido contrario a los masivos movimientos poblacionales de concentración en grandes ciudades y costa. Sin embargo, todos conocen a personas que, para mejorar su calidad de vida (pero también por razones económicas o de ocio), deciden instalarse en pequeños pueblos. Una decisión que irá sumando familias en los próximos años.

Y formar parte del nuevo entorno puede ser muy sencillo gracias a las alternativas que brinda Haya Real Estate y la promoción Tu casa en el pueblo. Desde 30.000 euros, la oportunidad de obtener un inmueble en el pueblo puede cumplirse. Además, varias viviendas de esta promoción cuentan con hasta el 27% de descuento.

Son varias las comunidades autónomas donde comprar una vivienda en el entorno rural con Haya Real Estate: Castilla y León, La Rioja, Comunidad Valenciana… Enclaves ideales donde establecer, bien con la familia o bien de forma independiente, una nueva vida.

Alguna de las ofertas destacadas son las siguientes:

  • Un piso de tres dormitorios y dos baños situado en Amposta (Tarragona), por tan solo 50.000 euros, un 9% más barato partiendo de su precio original.
  • En Torrecaballeros (Segovia), se encuentra un piso de dos habitaciones y un baño por 90.000 euros, con rebaja del 25% incluida en el precio.
  • Y entre otros, se encuentra un piso de dos dormitorios, un aseo y un baño en el municipio de Rubielos de Mora, en Teruel, por 117.000 euros. En el precio ya incluye un descuento del 11%.

Razones para un cambio vital

Un entorno menos contaminado, vivir de modo más sostenible, retomar relaciones amigables de vecindad, educar a los hijos en un entorno de tranquilidad, encontrar tiempo para uno mismo, huir del estrés urbano… Las razones que llevan a asentarse en el campo son muy variadas pero siempre hay dos que destacan: una vivienda más accesible y la posibilidad de emprender con un menor coste.

La vivienda rural multiplica el ahorro

Aunque la realidad de los pueblos es muy diferente a lo largo de toda la península, lo habitual es que el precio de la vivienda en los municipios de la España rural no soporta la comparativa con la similar en cualquier municipio de más de 30.000 habitantes. En la actualidad el mercado inmobiliario de muchos pueblos ofrece viviendas a partir de 40.000 euros, e incluso menos, lo que es impensable en otros núcleos de población.

La otra gran ventaja es que la inversión en vivienda rural permite multiplicar el espacio, accediendo a una vivienda más grande, por ejemplo, para montar un espacioso taller de ebanistería, pintura o cualquier otra afición del propietario, algo improbable en una vivienda urbana. En el caso de las casas unifamiliares además incluye una parcela más o menos grande, lo que permite potenciar ese contacto con la naturaleza que muchos de los neorrurales buscan ya sea para plantar un pequeño huerto o simplemente disfrutar del cambio de las estaciones. 

Por otro lado, otra de las ventajas es poder beneficiarse de subvenciones públicas. Dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se contemplan ayudas para el acceso a la primera casa de menores de 35 años que hayan adquirido una en un municipio menor de 5.000 habitantes. Para poder disfrutar de esta ayuda es imprescindible que el precio abonado no sea superior a 100.000 euros. También muchas comunidades autónomas ofrecen ayudas para la rehabilitación y acondicionamiento de casas rurales.

Oportunidad para el emprendimiento en el pueblo

Una de las características del movimiento neorural es la relectura de oportunidades económicas del campo. Algunas personas acceden a este cambio de escenario vital gracias a la facilidad derivada del teletrabajo, que, de hecho, les permite mantener su actividad profesional casi desde cualquier punto siempre que haya una buena conexión a Internet. Otras, por otro lado, deciden vivir en el campo manteniendo su actividad laboral habitual en la ciudad, son los que valoran la calidad de vida que ofrece el pueblo por encima de los desplazamientos al centro de trabajo.

Sin embargo, muchas de las personas y familias que toman esta decisión también lo hacen buscando nuevas oportunidades económicas y de desarrollo profesional. Son los nuevos emprendedores rurales.  

Y es que en contra de lo que muchos piensan, el campo se ha convertido en un nuevo mundo de oportunidades, en ocasiones con mucha menos competencia. La Red Española de Desarrollo Rural ofrece información de valor para asentarse conociendo bien el terreno económico, pero lo más práctico es contactar con los llamados Grupos de Acción Local en que se organiza su estructura. Existen 252 de estas organizaciones formadas por ayuntamientos, mancomunidades y asociaciones y colectivos representativas del tejido socioeconómico de la comarca, por lo que son una fuente de información imprescindible para sondear las distintas oportunidades que ofrece cada ubicación.

Modelos de negocio en el campo

El sector agrario sigue siendo el mayoritario, empleando al 27% de su población según datos del INE. Pero con su visión, los neorurales reinventan las oportunidades de explotación. Cultivo de nuevas verduras de calidad, verduras baby para venta a restauración de calidad, cereales para alimentación ecológica, plantaciones para cosmética bio, producción y congelación de verduras de temporada, cultivo de alga y setas, ganadería biológica, recuperación de especies autóctonas o granja de los demandados caracoles son solo algunas de las muchas actividades que llevan al éxito profesional a algunos de estos nuevos emprendedores. 

Lo importante es sacar partido al potencial del entorno natural que acoge. Por ejemplo, en una comarca boscosa se puede valorar industrias de reutilización de restos de poda, y en otra con riqueza micológica, la creación de una industria de biotecnología con base en setas y hongos.

La progresiva pérdida del comercio local, por consecuencia, también abre oportunidades para las tiendas con un amplio rango de oferta de productos (desde alimentación y limpieza a moda básica o ferretería profesional) y servicios (entrega a domicilio, reparación, etc.).

Servicios asistenciales a mayores y dependientes, y servicios profesionales como peluquería o arreglos domésticos a domicilio son otras de las posibilidades que más se valoran. Lo que también ocurre con los servicios de ocio y turismo, para los que es muy recomendable pensar en soluciones que se diferencien de la competencia más cercana, por ejemplo, casas rurales con sistema de internado para aprender español o deportes de aventura novedosos.

Son muchas, además, las ventajas que ofrece la vivienda en el campo. Para tomar la decisión lo importante es valorar si en la balanza personal de valores y prioridades compensa. Y si es así, no esperar para dar el salto.

Etiquetas