En Madrid nos gustan las reformas

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Tres datos explican el auge de las reformas en la capital. Por una parte, el 78% de las viviendas en Madrid tiene más de 30 años. Por otra, la falta de suelo y los precios elevados de los nuevos inmuebles provoca que la mayoría de los compradores opten por una casa usada. Finalmente, la buena salud económica permite un mayor ahorro familiar.

Es el escenario adecuado para que antiguos y nuevos propietarios estén invirtiendo cada vez más en obras de mejora integrales o parciales. Así lo confirma un estudio realizado por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS): el 60% de las casas madrileñas se han sometido a algún tipo de transformación, y en los últimos cuatro años las peticiones de reforma integral han crecido un 123%.

Otro estudio, este de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (ANDIMAC), estima que cada vivienda madrileña gastará este año de media 750 euros en mantenimiento y mejora, frente a los 695 euros de 2017, es decir, un 8% más. Así mismo, “se prevé que el volumen de negocio del sector de los materiales de construcción para la reforma aumente un 2,6% en la Comunidad de Madrid”, añade ese informe.

Reformas integrales

Según el EMVS, el 70% de las transformaciones integrales del hogar la llevan a cabo nuevos propietarios que quieren adaptar la vivienda a sus gustos y necesidades. También calcula que el gasto medio de las obras en un piso de 70 m2 es, como mínimo, de 45.000 euros.

La ANDIMAC aporta sus propios datos: las prioridades de estos propietarios son, por este orden, obtener una mejor climatización, lograr un buen aislamiento térmico y acústico, y mejorar la funcionalidad de los espacios.

Reformas parciales

El estudio del ayuntamiento madrileño presenta también una encuesta que señala cuáles son las obras parciales más frecuentes. El baño aparece en primera posición: lo ha reformado el 36,3% de los propietarios. Le siguen:

  • Cambio de las conducciones de agua (28,1%)
  • Renovación de la instalación eléctrica (26,8%)
  • Mejora del aislamiento térmico (22%)
  • Cierre de terrazas (16,9%)
  • Mejora del aislamiento acústico (16,7%)
  • Saneamiento de humedades (9,4%)
  • División o fusión de espacios (8,6%)
  • Ampliación de estancias (8,1%)

Con porcentajes menores figuran las obras en los suelos, la renovación de la pintura, la reforma de la cocina y el cambio de puertas.

Etiquetas