El verano no es la época de más robos en las casa, ¿sabes cuál es?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Cada verano se repiten los consejos para evitar los asaltos a domicilios. Es verdad que los ladrones aprovechan la ausencia por vacaciones de los propietarios para hacer su agosto. Sin embargo, el periodo más peligroso para la seguridad de nuestro hogar es el invierno, y especialmente la Navidad.

Esta es la principal conclusión de un estudio elaborado por Unespa, la patronal de las compañías de seguros, tras analizar los datos de 80.000 robos repartidos en 10 millones de viviendas de toda España.

El día más peligroso es el 6 de enero, probablemente porque los delincuentes aprovechan que las familias están de viaje o de visita para celebrar el día de Reyes. Por el contrario, la jornada que registra menos asaltos es el 15 de julio.

No es el único mito que rompe este estudio: tampoco los fines de semana son más propensos a este tipo de delitos, lo son los lunes y los viernes, en este último caso porque a la jornada de trabajo se le suele sumar el tiempo de ocio que con frecuencia se prolonga hasta la madrugada, lo que deja más tiempo para trabajar a los ‘amigos de lo ajeno’.

Diferente riesgo según la zona geográfica

Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia acumulan el mayor número de denuncias. La costa mediterránea padece más robos por la gran cantidad de segundas viviendas que permanecen cerradas durante gran parte del año.

La gran concentración de Madrid, al igual que en Barcelona, explica su presencia en el top de este triste ranking. En el otro extremo de las estadísticas aparecen las comunidades de Navarra, Galicia, Asturias y Castilla y León como las más seguras.

Ampliando el análisis a las provincias, el informe de Unespa coloca a Tarragona como la más peligrosa de España, con un 65% más de probabilidades de sufrir un asalto al domicilio, seguida de Murcia, Madrid, Toledo y el resto de las principales ciudades mediterráneas. Como contraste, la menor incidencia de robos en Navarra, Orense, Palencia y Lugo.

El estudio de las compañías aseguradoras aclara, sin embargo, que no siempre coinciden el mayor número de delitos con el mayor coste medio de los robos, es decir, con la gravedad del daño.

En Murcia, Cataluña, Baleares y Castilla La Mancha estos asaltos suelen tener un coste medio superior a los 1.500 euros. Aragón, Asturias y, curiosamente, Madrid son las zonas donde se registran incidencias de menor gravedad.

La conclusión más clara que debe sacarse de este estudio es que nadie está exento de sufrir un robo y que hay que mantener las medidas de seguridad durante todo el año.

 

Etiquetas