El fútbol influye en los planes urbanísticos de las ciudades

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Reunir hasta 100.000 personas en un recinto supone una planificación ciudadana que afectará a los servicios y edificabilidad del entorno. Por eso, los grandes estadios de fútbol se han convertido en elementos esenciales que configuran y condicionan la organización de amplias zonas urbanas.

Como explica José María Lozano, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y autor del estudio ‘Las catedrales del fútbol’, “estos recintos generan problemas por la necesidad de infraestructuras complementarias en torno a la accesibilidad, el transporte para llegar en dos horas y salir en diez minutos, y las bolsas de aparcamiento, además del poco retorno que hay para la sociedad. En cambio, a favor cuentan con la capacidad de estimular la zona por el efecto llegada de la nueva infraestructura, con espacios para la hostelería, el comercio, el alojamiento y la revitalización de la trama de la zona”.

No es de extrañar, por tanto, que los ayuntamientos se vinculen a la reforma o a la construcción de estadios ya que serán parte de la propia vertebración de la ciudad, de sus recursos económicos y, también, de su imagen arquitectónica.

Vemos varios ejemplos actuales que nos ayudan a ilustrar el protagonismo urbanístico de los campos de fútbol en las ciudades del siglo XXI.

 

Operación Calderón

Es uno de los grandes proyectos de la capital. El plan para trasladar el estadio del Atlético de Madrid sigue en estudio dada la complejidad de las actuaciones. En todo caso, se sabe que cambiará por completo la fisonomía de dos distritos de Madrid.

En el verano de 2017 está previsto que el club pueda ocupar el nuevo estadio, ahora en construcción, conocido como La Peineta, en el distrito de San Blas-Canillejas. El campo de fútbol se asienta sobre los terrenos que estaban destinados a ser el anillo olímpico de Madrid, si finalmente la ciudad hubiese sido la candidata elegida para celebrar los Juegos.

El terreno ocupa 1,13 millones de metros cuadrados y se levantarán, además del estadio de fútbol, un centro deportivo y de ocio para los socios del club, oficinas y residencias de jugadores, y un polideportivo de uso público.

En los terrenos que queden libres, tras la demolición del actual estadio del Atlético de Madrid, habrá zonas residenciales con amplios espacios verdes que afectarán a la vía de circunvalación M-30, que pasa entre el río Manzanares y el campo de fútbol. La última propuesta planteaba cubrir ese tramo de autovía con un parque elevado, similar al High Line de Nueva York.

 

La dinamización del Nou Mestalla

Las obras del nuevo estadio del Valencia, Nou Mestalla, quedaron paralizadas en 2009 por falta de presupuesto. Actualmente se sigue buscando financiación para completar una operación bastante avanzada y que supondría dinamizar y modernizar el barrio de Benicalap, al noroeste de la ciudad.

El proyecto busca demostrar que, como dijo el arquitecto catalán Oriol Bohigas en los años previos a los Juegos Olímpicos de Barcelona, los grandes estadios “monumentalizan las periferias de las ciudades”.  Para ocupar el lugar del viejo Mestalla todavía está vigente un plan que planea levantar varias torres de 16 alturas, un colegio, un centro de salud y un parque.

 

San Mamés: el comienzo de una milla de oro

Bilbao luce desde el año pasado otra prueba de hasta qué punto la ciudad ha sufrido un cambio radical en las últimas dos décadas. El nuevo estadio del Athletic de Bilbao ocupa casi el mismo emplazamiento que el antiguo, volcado sobre la Ría de Nervión, y forma ya parte de una imagen urbana que ha alcanzado prestigio internacional.

El jurado del World Architecture Festival calificó a San Mamés como la mejor construcción deportiva del mundo en 2015. Por eso se considera el colofón a la milla de oro de la arquitectura de vanguardia bilbaína, un recorrido que comienza en el estadio y continúa por el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna, la Biblioteca de la Universidad de Deusto, el Paraninfo de la Universidad del País Vasco y la Torre Iberdrola, para concluir en el Museo Guggenheim.

 

Remodelaciones del Bernabéu y el Camp Nou

Los dos estadios son un símbolo en sus ciudades, monumentos sociales cuya prevista remodelación tendrá una gran repercusión económica y turística. El Real Madrid está modificando su proyecto de reforma del Santiago Bernabéu para adaptarlo a las exigencias del ayuntamiento de Madrid. No habrá más ocupación de suelo pero podrá techar el recinto y, probablemente, construir un hotel de lujo en uno de sus laterales.

La actuación en el Camp Nou y las instalaciones anexas (el Mini Estadi y el Palau Blaugrana) se iniciará el año que viene y será igual de ambiciosa: una inversión de 600 millones de euros que contempla una ampliación del aforo y una mejora de los accesos y los parkings para seguir siendo uno de los puntos de interés más visitados de Barcelona, junto a la Sagrada Familia.

Imagen: Christian Kadluba
Follow Anida Vivienda’s board “Los Jaralillos” en Benahavís, Málaga on Pinterest.

Etiquetas