El auge del comercio online

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los nuevos hábitos de consumo unido a la revolución de las nuevas tecnologías han hecho que el sector inmobiliario se transforme. Ahora, los e-commerce buscan naves de pequeño tamaño en el centro de las ciudades en lugar de suelo logístico a las afueras. Y todo porque los ciudadanos nos hemos acostumbrado a adquirir un producto por internet y tenerlo en unas horas en nuestras manos. No perdonamos si no es así. La inmediatez que exige el consumidor está cambiando los modelos establecidos por completo.  

Amazon: el rey de las ventas online 

Es solo un ejemplo, pero la compañía estadounidense ha acostumbrado a miles de clientes comprar un producto por internet y tenerlo en casa en unas horas, incluso en una sola hora si lo hacen en Amazon Prime. Este tipo de consumismo inmediato ha hecho replantearse a algunos e-commerce dónde establecer su centro de distribución. Ahora, se buscan lugares más estratégicos y céntricos, con el fin de estar más cerca de los clientes y poder dar por satisfecho el servicio demandado. De hecho, según el Informe de Transporte y Logística de Zetes, el 78% de los clientes deja de comprar en una empresa si recibe la mercancía incompleta o tarde por tercera vez.  

Ante esta amenaza, los negocios online han buscado nuevas fórmulas para llegar en tiempo y sin incidencias al cliente final, siendo Amazon uno de los responsables de esta transformación logística en las ciudades. La firma americana ya ofrece a sus clientes Premium ubicados en Barcelona y 26 municipios cercanos, la entrega de 200.000 productos en menos de dos horas. Eso solo es posible si el centro organizativo se encuentra bien emplazado sí lo está: en pleno Eixample barcelonés. 

Es cierto que grandes marcas como El Corte Inglés o Mercadona, cuyo modelo de negocio no es el mismo, mantendrán las naves de considerables extensiones en otras ubicaciones periféricasDe hecho, los grandes almacenes de este tipo de compañías ya ocupan grandes extensiones en la A2 de Madrid (de hecho, el 70% de la ubicación logística de la capital se encuentra aquí) y también en la carretera de Andalucía. 

Un tipo de inversión inmobiliaria al alza 

Los hábitos de consumo están transformando el sector logístico que sigue creciendo en España y se consolida como clave para la economía españolaSegún el Observatorio del Transporte y la Logística en España, 900.000 personas  trabajaron en esta área en 2018, aumentando durante los últimos cuatro años un 2% anual. Por otro lado, la inversión inmobiliaria en logística también ha crecido en el último año un 53% más que en el año anterior, registrando la cifra de 6.700 millones de euros desde principios de 2018, un 10% menos que en 2017 que los analistas lo recuerdan como récord absoluto de inversión.   

Puntos de recogida exprés 

El foco está puesto en un nuevo tipo de nave, más pequeña y mejor localizada, algo que viene forzado por la competencia que hay entre las cadenas de suministro. En este escenario, nace un nuevo agente: las Plataformas de Distribución Urbana (PDU), pequeñas plataformas que tienen la capacidad de asimilar importantes volúmenes de “stock” durante la noche y que pueden ser repartidos a lo largo del día siguiente.  

Pero no son el único espacio de almacenamiento. Existen otras alternativas que ya se están haciendo un hueco importante en el mercado. Son los puntos rápidos, de recogida o taquillas, que están repartidos por todas las ciudades (los encontramos en centros comerciales, en oficinas de Correos e incluso en una importante red de comercios locales). Estos espacios no solo sirven para recoger los envíos sino también para realizar una devolución, bien porque el artículo está en mal estado o porque ya no se desea.  

Aunque por el momento la legislación no lo permite, algunos ya ven en los drones una buena solución en la entrega de los productos de forma eficiente y más sostenible, en un futuro no muy lejano. 

Etiquetas