Coronavirus: ¿Se deben cerrar las áreas comunes de los edificios?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La epidemia del coronavirus se ha apoderado de todo y tiene al mundo entero en vilo. En momentos así es cuando una información veraz y contrastada marca la diferencia. Cuando se disponen de datos fiables es posible protegerse mejor y tomar medidas eficaces para proteger también a los demás. Pero también es un momento en el que surgen muchas dudas en nuestro día a día, como, por ejemplo, si se está en estado de alerta y aislados en casa, ¿se pueden utilizar las áreas comunes de los edificios donde vivimos?

El objetivo del Estado de Alerta, decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, es el confinamiento obligatorio en nuestras viviendas para conseguir el aislamiento y el distanciamiento social que ayude a frenar el aumento de infectados por el coronavirus. En estas circunstancias excepcionales, el uso de las áreas comunes en un edificio de viviendas o urbanizaciones debe seguir unas normas claras que garanticen la seguridad de todos y la contención de la propagación.

En este sentido, desde el Colegio de Administradores de Fincas, se ha planteado la obligación de cerrar las áreas comunes como una forma de evitar contagios y contener el avance del coronavirus.

¿Cuáles son las áreas comunes de un edificio?

Las áreas comunes de una vivienda o de una urbanización se regulan según lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal. Según esta ley, cuando hablamos de las áreas comunes de un edificio nos referimos a todos los espacios dentro de una propiedad horizontal que no son privativos de los propietarios y cuyo uso es común a todos ellos: jardines, zonas de juego, piscinas, pistas de pádel, salas de uso comunitario, el cuarto de la basura, etc.

Pero también hay áreas comunes que usamos diariamente y que no se puede cerrar su acceso como son: el portal, las escaleras, el ascensor o el garaje.

Recomendaciones para el uso de áreas comunes durante la crisis del coronavirus

Teniendo en cuenta el estado de aislamiento y que hay zonas comunes que no se pueden clausurar, el Colegio de Administradores de Fincas (CAF) ha realizado una serie de recomendaciones.Son las siguientes:

1)    No utilizar las zonas comunes para pasear

Se debe evitar el uso de las zonas comunes para pasear, tanto solo como acompañado. De hecho, la Policía ha advertido que las medidas de cuarentena se aplican también a los espacios comunes de los edificios y que si se infringen las normas se exponen a multas.

Queda así prohibido utilizar las zonas recreativas y de juegos por los niños, ni tampoco las salas comunitarias para hacer gimnasia, yoga o zumba.  Si se pueden precintar o cerrar estas zonas, mejor.

2)    Limpiar de forma continuada las áreas comunes

Una de las estrategias más eficaces para evitar contagios es la limpieza y desinfección continua de las áreas comunes, especialmente tiradores de puertas, pasamanos y elementos similares que se tocan frecuentemente.

Según los expertos el virus permanece un tiempo en superficies y especialmente en el acero, que es un elemento muy normal en áreas comunes de los edificios de viviendas.

3)    Evitar pedidos de paquetería y envíos a domicilio

En la medida de lo posible se recomienda abstenerse de hacer pedidos a domicilio, excepto que sean productos de primera necesidad. En este sentido, no es el momento de comprar online ropa o pequeños electrodomésticos, etc.

Hay que tener en cuenta que al realizar la entrega se pueden producir contactos sin protección que deriven en contagios.

4)    Distancia de seguridad de más de un metro

Cuando se produzcan encuentros entre vecinos, por ejemplo, al bajar la basura o al salir al rellano para ir a hacer la compra, es imprescindible mantener la distancia de seguridad de más de un metro.

Por eso se recomienda que los porteros realicen las labores de limpieza y mantenimiento a primera hora de la mañana y luego se queden en su garita el mayor tiempo posible para evitar contactos con vecinos.

5)    Uso individual del ascensor

Los ascensores son espacios muy reducidos en lo que observar la distancia de seguridad es imposible. Por eso, se recomienda usarlo individualmente evitando compartir ascensor con vecinos. Además, los elementos de alto contagio del mismo como son las puertas y los botones se deben tocar protegido.

6)    Evitar reuniones de comunidad presenciales

Se deben notificar todas estas recomendaciones y normativas en un tablón de anuncios visible y está prohibido convocar y celebrar reuniones de comunidad de propietarios presenciales.

7)    Ser solidarios

Dentro de las comunidades de vecinos se debe potenciar el espíritu de “comunidad” tan importante en estos momentos. De este modo, los vecinos pueden organizarse para ayudar a los mas vulnerables evitando, por ejemplo, que tengan que salir a comprar o a la farmacia.

Desde las autoridades competentes, se insta a que por la salud y el bien común es necesario cumplir estas recomendaciones, ya que cuando la crisis del coronavirus se supere se podrá disfrutar de nuevo de las áreas comunes con total normalidad.

Etiquetas