Consejos para garantizar la seguridad de tu mascota en el hogar

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Las mascotas son parte esencial de muchas familias españolas. Según un estudio sobre el sector de los animales domésticos elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en casi 5 millones de hogares españoles habitaba algún animal doméstico. La responsabilidad de proteger a los animales de compañía recae íntegramente sobre sus dueños, por lo que si tienes en mente adoptar una mascota o si vas a mudarte a una nueva casa, conviene que tengas en cuenta una serie de consideraciones para garantizar su seguridad:

  1. Acondiciona la vivienda para recibir a tu mascota: cerciórate de que cables, químicos, plantas tóxicas y objetos que se puedan romper estén fuera de su alcance. En el caso de que convivan varios animales juntos, asegúrate de que no suponen un peligro entre sí.
  2. Jaulas, acuarios o terrarios deben ser sólidos, del tamaño adecuado y adaptarse a la normativas correspondiente. Para colocarlos, elige un lugar seguro, alejado de calefactores, aparatos de aire acondicionado o corrientes, y donde la luz del sol no llegue de forma directa. Sé especialmente cuidadoso con los humos y los vapores de la cocina: por ejemplo, el vapor de las sartenes de teflón puede ser mortal para los pájaros.
  3. Si tu mascota va a vivir en el exterior, por ejemplo, en el jardín, ten en cuenta que debe poder acceder directamente al agua y la comida y contar con un lugar donde resguardarse del sol y la lluvia, o esconderse en caso de sentirse amenazado.
  4. Si estás considerando la conveniencia de instalar una alarma, elige una especialmente diseñada para hogares con animales. En el mercado encontrarás sistemas cuyos sensores de movimiento son también sensibles al volumen, por lo que no se activan con la presencia de un gato o un perro. Así evitarás sustos innecesarios.
  5. Los animales son muy vulnerables en caso de incendio, por eso, piensa en colocar detectores de incendios en remoto. Si vives en una casa de varios pisos, mantén a los animales en la planta de abajo en tu ausencia para facilitar un eventual desalojo, y considera la opción de que un vecino de confianza tenga una llave de emergencia para que les pueda sacar con celeridad ante cualquier señal de alerta.
  6. Además del preceptivo microchip para identificar a tu mascota, preocúpate por tener una foto actualizada que podrás utilizar en caso de pérdida o fuga.
  7. Al igual que ocurre con los humanos, los primeros auxilios son claves en una situación de emergencia mientras llega la atención veterinaria. Por ello, debes contar con un kit de primeros auxilios específico para tu mascota que incluya vendajes, desinfectantes, termómetro, suero fisiológico, jeringuillas, medicamentos y productos antiparasitarios, entre otros. Puedes adquirirlo en tiendas especializadas o componerlo tú mismo.
  8. Algunos avances tecnológicos pueden ayudarte para que tus mascotas disfruten de una mayor libertad sin sacrificar su seguridad. Es el caso de Petwalk, un sistema de puertas para mascotas que se abren y cierran automáticamente ante su presencia.
  9. En el caso de que tu animal esté catalogado como potencialmente peligroso (serpientes, arañas venenosas, algunas razas de animales…), preocúpate por conocer en profundidad las necesidades y particularidades del animal y los riesgos que entraña: en este caso, no sólo es conveniente que extremes las precauciones sino que tendrás la obligación legal de hacerlo.
Etiquetas