Consejos para elegir un buen seguro para tu hogar

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Nada puede resultar peor que llegar a casa después del trabajo y encontrarnos con una humedad en el suelo. ¿Habremos calado al vecino de abajo? ¿Nos lo cubrirá el seguro? ¿Cuánto tardarán en arreglarlo? En muchas ocasiones, resolver un problema doméstico de este estilo genera mucho estrés y la mayoría de las veces no sabemos ni por dónde empezar.

Para poder estar bien cubiertos y no llevarnos ninguna sorpresa ante cualquier accidente casero o siniestro en el hogar, es importante elegir un buen seguro.

Toma nota de estos 10 consejos antes de contratar tu seguro de hogar y conoce sus coberturas:

  1. Revisa bien lo que quieres asegurar.

Muchas veces, aseguramos por debajo del valor lo que hay en el interior de la casa. Cuantifica el mobiliario, si has hecho recientemente una reforma, los electrodomésticos, los equipos tecnológicos (televisión, ipad, móviles, equipo de música…), joyas, obras de arte… la suma total te dará el valor aproximado del contenido.

  1. Comprueba que tu póliza cubre contenido y continente.

El contenido es, como te hemos explicado en el punto anterior, lo que contiene la casa de valor. Y el continente es el edificio en sí con todo lo que sea inherente. Hay que tener cuidado con este concepto porque hay cosas que pueden no ser consideradas por algún seguro como continente y por otro sí.

  1. Asegúrate de que tu seguro de hogar incluya robos fuera de casa.

Algunas pólizas no lo cubren y si tienes este percance, no podrías reclamar.

  1. ¿Por qué la prima varía de una compañía a otra?

Porque a veces, no todas las compañías cubren lo mismo. La diferencia suele radicar en robos fuera del hogar, en daños eléctricos y en otro tipo de “extras”, como la asistencia informática. Revisa bien qué te conviene: si tienes niños pequeños quizá te convenga incluir la cobertura complementaria de bricolaje.

  1. No te olvides de detallar al máximo cómo es la vivienda.

El año de construcción, el catastro, si tienes puerta acorazada, si has hecho reforma recientemente o si tienes alarma contratada son cuestiones que podrían alterar el precio de la prima.

  1. Pide al agente que te explique bien qué son las “joyas” para la compañía.

A veces no saber bien a qué se refiere este concepto puede hacer que, si sufrimos un robo en casa, la compañía no nos cubra nada. No sólo se trata de joyas, sino también obras de arte y objetos de especial valor, que pueden requerir de una declaración específica y tasación para que se incluyan en el seguro. Es importante  consultar las condiciones particulares de cada seguro respecto a este tema.

  1. Saber que es un seguro combinado

Si te han ofrecido un seguro combinado entérate bien de las condiciones. Es posible que si en un futuro quieres darte de baja de alguno, no puedas hacerlo por estar vinculado al otro.

  1. No contrates un “infraseguro”.

A la larga, te puede salir más caro. No reduzcas los capitales ni el continente por ahorrarte un poco de dinero. Si tienes la mala suerte de sufrir un siniestro, puede que tu compañía no te lo cubra. Tampoco es aconsejable el sobre seguro.

  1. Pide siempre una copia de tu póliza año tras año.

Algunas compañías envían un aviso de renovación de la póliza recordando las coberturas, pero otras no. Como cliente tienes derecho a tener tu póliza actualizada cada año.

  1. ¿Quieres darte de baja de tu compañía y no sabes cómo?

Si quieres contratar un seguro de hogar con otra compañía, deberás comunicarle a la primera que deseas darte de baja con un mes de antelación a la fecha de renovación de la póliza. Si no lo haces, podrían reclamarte el recibo un año más.

 

Si tienes más dudas sobre seguros, comprar vivienda y otros temas relacionados con tu vivienda no dejes de seguir Anidando, la webserie en la que la youtuber Marta Nida responderá todas tus preguntas.

Etiquetas