Conoce los museos más originales y divertidos del mundo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Sientes debilidad por el mundo de los alienígenas? ¿Quizá te guste más el mundo del cómic? Estos son solo algunos ejemplos de las exposiciones más curiosas y extrañas que podemos encontrar alrededor del mundo. Algunos de ellos tienen fama mundial, otros son algo más modestos, pero todos ofrecen una alternativa cultural muy divertida y diferente. ¿Quieres conocerlos un poco más?

Museo Alien (HR Giger, Suiza)

Probablemente hayas visto la película Alien, dirigida por Ridley Scott y  estrenada en 1979 con una jovencísima Sigourney Weaver. ¿Sabías que el cineasta británico se inspiró en esta galería para crear a su particular alien? Así es. El museo se encuentra situado en la ciudad suiza de Gruyeres y recoge todo tipo de diseños, dibujos, grabados y hasta esculturas en tamaño real del alienígena, creadas por H.R Giger. La muestra es un homenaje sin precedentes al mundo de la fantasía y de la ciencia ficción y para los amantes de esta saga, es una cita obligatoria. Si lo visitas, no puedes olvidarte de visitar el H.R Giger Bar, donde las sillas y mesas están hechas con las columnas vertebrales del alienígena.

Museo del Perfume, Alemania

¿Conoces la novela “El Perfume” de Patrick Suskind? ¿Recuerdas que su protagonista hacía un viaje en búsqueda del olor perfecto? La colección está situada en Colonia y aquí se exponen los utensilios, los aparatos para la destilación y los recipientes para la producción del agua de colonia, uno de los olores más clásicos y reconocibles en el mundo de la perfumería. La Casa Farina, con más de 300 años de historia, hace un repaso en su sala de vitrinas a los envases que alojaron este reconocible perfume y también desvela cuál es el secreto de la fragancia perfecta a base de la extracción de esencias. Como última curiosidad, en el museo también podrás tener acceso a algunas de las cartas que se cruzaba Juan María Farina con clientes tan conocidos como Napoleón, una auténtica joya.

Museo de las miniaturas, España

No hace falta irnos muy lejos para encontrar una exposición realmente curiosa. Se encuentra en el interior del convento franciscano de San José, fundado en 1619 y situado en Brihuega (Guadalajara). Su artífice fue el Profesor Max, viajero, periodista y enamorado del peculiar mundo de las miniaturas. El museo reúne una extensa muestra de piezas originales, como dos pulgas vestidas, La última cena de Leonardo da Vinci pintada en un grano de arroz, una plaza de toros plasmada en la cabeza de un alfiler o una casa de muñecas con todo tipo de detalles, construida al tamaño de un dedal. El espacio abarca más de 3.000 obras y es una muestra extraordinaria que se puede visitar en familia.

Museo del Crimen, Washington

Los amantes del misterio y del mundo del crimen tienen una cita en esta muestra situada en Washington DC, que abrió sus puertas en 2008. El museo ofrece un recorrido por los sucesos más oscuros y morbosos de los criminales más conocidos de EEUU. También se podrán ver las técnicas de castigo más comunes de la época, como la silla eléctrica, la guillotina o la cámara de gas. En la muestra, también se pueden conocer algunos de los agentes del FBI más importantes de la historia, que combatieron contra la criminalidad de EEUU y las herramientas con las que contaban, como tecnología de visión nocturna, explosivos o las armas más utilizadas de la época.

Museo del Cómic, Bélgica

Si existe una ciudad que rinde homenaje al mundo del cómic, esa es Bruselas, donde hay un culto especial por el personaje Tintín creado por Hergé. Paseando por sus calles, podemos encontrar algunos fragmentos del conocido periodista. Y ya, en el museo podemos contemplar una muestra explicativa sobre cómo es el proceso de creación de un cómic: desde que surge la idea hasta que se imprime. También se puede visitar la sala que alberga la historia de los cómics belgas desde principios del siglo XX hasta nuestros días, haciendo un repaso especial por las obras de autores como Hergé, Peyo, Hubinon o Greg. Una cita obligada si visitas Bélgica.

Etiquetas