¿Has pensado en comprar una segunda vivienda? Nunca ha habido tantas buenas oportunidades

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Basta hacer un recorrido por la costa española, especialmente por la mediterránea, para percibir que nunca como ahora han existido tantas posibilidades de inversión en propiedades inmobiliarias. Todo tipo de casas y apartamentos, en primera, segunda o tercera línea de playa; en centros urbanos o zonas residenciales, con precios que son un atractivo casi irresistible para los que buscan una segunda residencia de calidad.

La situación de ese mercado es bien conocida en otros países de nuestro entorno. Cada vez más ahorradores extranjeros miran a España como el lugar perfecto para encontrar un lugar estable donde pasar sus vacaciones, además de realizar una inversión accesible y productiva. Tomemos como prueba la Costa del Sol, una de las zonas que tradicionalmente registra una mayor demanda de segunda vivienda.

El presidente de la Asociación de Constructores y Promotores, José Prado, dio a conocer el pasado mes de febrero, durante las jornadas de Fitur, algunos datos reveladores. El más significativo: las compras inmobiliarias de extranjeros en la provincia de Málaga durante 2012 aumentaron un 12%. En concreto fueron 3.215 vendidas a residentes fuera del país.

La mayor demanda sigue siendo británica (un 40%), seguida por los países nórdicos (en especial, los suecos), los rusos y los alemanes. El tirón exterior está activando el mercado igualmente en las otras regiones mediterráneas, con porcentajes similares a los de la Costa del Sol.

Segunda residencia playa

En efecto, la segunda residencia es ahora un reclamo muy apetecible, incluso para los compradores españoles que se mostraban más reticentes. Claro que en este punto surge la cuestión clave: ¿cuánto pagar y cómo hacerlo?

“El comprador actual suele ser una familia con uno o dos hijos que busca una vivienda en la costa de uno o dos dormitorios, en urbanizaciones cerradas con piscina, bien ubicadas y con buenas calidades, y entre 110.000 y 120.000 euros”, comentaba Valentín Fernández, director de Residencial de Foro Consultores, en una entrevista concedida a El Confidencial.

Por supuesto, la horquilla de precios es amplísima, dependiendo de las poblaciones (no es lo mismo Guardamar que Torremolinos). Además, la costa es un mercado muy desordenado, donde es posible encontrar en la misma zona propiedades a 700 euros el metro cuadrado y un poco más allá otras a 2.000 euros.

En la actualidad, lo más habitual es que los compradores de una segunda vivienda cuenten con ahorros y no tengan cargas hipotecarias, o las tengan muy reducidas, por su residencia permanente. En cualquier caso, el acceso a un crédito hipotecario para una casa vacacional no presenta hoy algunos de los inconvenientes del pasado, cuando en muchos casos solían tener comisiones asociadas y tipos de interés algo más elevados. Nuevos productos bancarios se suman a está reactivación del mercado inmobiliario con ofertas tan llamativas como la de BBVA: la campaña ‘Encuentra tu segunda residencia’, activa hasta el 15 de septiembre, permite acceder a una financiación de hasta el 100% de la tasación y te permite adquirir tu casa de vacaciones por una cuota mensual desde 108,57 euros.

Precios bajos, una amplísima variedad de inmuebles e hipotecas accesibles… Pocas veces un mercado resulta tan atractivo.

Imagen @Juan Ramón Rodríguez Sosa distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

 

Etiquetas