Compartir plaza de garaje en España

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La dificultad de aparcamiento en las grandes ciudades españolas hace que muchos ciudadanos opten por compartir plaza de garaje. Por medio de esta práctica el propietario cede su plaza de aparcamiento a un tercero durante un horario determinado, a cambio de una cantidad estipulada. El proceso de compartir plaza de garaje puede ser un acuerdo particular o darse a través de una aplicación de entre las diferentes que se encuentran en activo para este fin.

Compartir plaza de garaje supone un ingreso para el propietario y un ahorro de dinero y tiempo para el inquilino en comparación con otras alternativas existentes, como son pagar un parking privado o aparcar en una zona con tarifa horaria.

Motivos para compartir garaje

Compartir garaje es una práctica eminentemente urbana, ya que es en las grandes ciudades donde se producen más problemas de aparcamiento.

Los hábitos y el trabajo de las personas determinan el tiempo que se utiliza una plaza de garaje.Hay particulares que solo la utilizan entre diario porque abandonan la ciudad los fines de semana. En otras ocasiones, solo hacen uso de ella por las noches, ya que durante el día se encuentran trabajando lejos de su domicilio habitual.

Los propietarios de la plaza de parking suelen compartirla para conseguir un ingreso extra, que incluso les puede ayudar a compensar el gasto que ha supuesto su compra. Por su parte, las personas que alquilan la plaza se ahorran el tiempo que supone la búsqueda de aparcamiento, que en ciertas zonas de las grandes ciudades pueden ser muy elevado, además de agotador.

Esta fórmula es, además, más barata que otras alternativas, como puede ser pagar un parking privado por horas. Y mucho más cómoda y segura cuando sustituye a la opción de dejar el vehículo aparcado en la calle. Al compartir plaza de garaje desaparecen los riesgos asociados a los robos y a las multas, y a la posibilidad de recibir un golpe en el coche por parte de otro conductor.

Cómo compartir plaza de garaje

Para compartir plaza de garaje, el primer paso es que los interesados se pongan en contacto. A veces el dueño de una plaza de garaje que quiere sacar rentabilidad de la misma publica su oferta y otras veces son las personas interesadas en pagar por una plaza durante un tiempo determinado los que publican sus necesidades. Tanto uno como otro pueden buscar en los anuncios si hay alguna coincidencia en cuanto a ciudad, barrio, días u horarios.

Esto se puede realizar de manera privada o a través de plataformas especializadas, como compartirparking.com o carpling.com. Se trata de servicios online que ponen en contacto a personas interesadas en compartir plaza de garaje, lo que contribuye a paliar los problemas de aparcamiento de la ciudad.

El acuerdo entre ambos puede ser utilizar la plaza de garaje por días o bien en un determinado horario. También hay que tener en cuenta que existen ofertas en plazas para coches pequeños, medianos o grandes, y es importante fijarse bien en este aspecto, especialmente si contamos con un vehículo de gran tamaño. Para formalizar el acuerdo se establece un precio y la forma de pago, y el momento a partir del cual se puede comenzar a utilizar la plaza de parking.

En estas plataformas existe la posibilidad de acceder a la plaza de garaje por turnos de entre cinco o seis horas, por la mañana, tarde o noche. Aunque también hay quienes ofrecen utilizar la plaza durante todo el día o toda la noche, o incluso fines de semana completos.

Rentabilidad según la ciudad y el distrito

Compartir plaza de garaje suele ser rentable tanto para el propietario como para la persona interesada en utilizarla por un tiempo determinado. Sin embargo, la rentabilidad puede variar en función del barrio y la ciudad en la que se encuentra la plaza de parking.

Para calcular la rentabilidad hay que establecer la relación entre la inversión inicial en la plaza de garaje en comparación con el precio medio al que se puede calcular. En España algunas de las capitales más rentables son Burgos, Sevilla, Almería y Murcia.

En Madrid, los distritos de Centro, Salamanca, Chamberí y Arganzuela son menos interesantes que otros como Moncloa, Puente de Vallecas, Latina o Villaverde. Por su parte, en Barcelona, los distritos menos rentables son los de Sant Martí, Gràcia o Sant Andreu, frente Les Corts, Sants-Montjuïc, Horta Guinardó y Sarrià-Sant Gervasi.

En San Sebatián, los distritos menos rentables son Gros y Miraconcha, frente a Intxaurrondo y Aiete-Miramomn. En Sevilla, las plazas de garaje del distrito Wste-Alcosa-Torreblanca son más rentables que los de Nervión. Y en Málaga, el distrito Centro es el menos rentable, frente a otros como Cruz de Humilladero, Teatinos-Universidad o Carretera de Cádiz. Por su parte, en Alicante, las plazas de garaje del distrito de San Blas-Santo Domingo son las más rentable, frente a otros como el de Centro.

Compartir plaza de garaje es, por tanto, una práctica beneficiosa tanto para su dueño como para la persona interesada en alquilar la misma. Además de ser una solución útil para ambos, ayuda a paliar el problema del tráfico presente en todas las grandes ciudades.

Etiquetas