Certificado de Instalación Eléctrica: el documento esencial que da luz a tu casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Cables, interruptores, conexiones, tomas de corriente… Cada elemento de la instalación eléctrica de una vivienda tiene que estar en buenas condiciones y cumplir con la normativa. De eso depende la seguridad de nuestro hogar y, por eso, las compañías eléctricas no ofrecen este servicio si no están seguras de la calidad de la instalación.

El Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o Boletín Eléctrico (recibe ambos nombres) es el documento oficial que garantiza que se cumplen todos los requisitos para recibir el suministro. Y para que sea oficial debe ser emitido por una empresa instaladora o un electricista autorizado.

Cada comunidad autónoma elabora un modelo de certificado, aunque la información que debe contener siempre es la misma:

  • Potencia instalada y la máxima admisible, es decir, los kilovatios de potencia que puede soportar la instalación. Por ejemplo, potencias altas precisan cables más gruesos.
  • Un esquema y un plano de ubicación con todos los elementos de la red (dónde está el cuadro, cada enchufe e interruptor).
  • Las características de los elementos instalados (aislamiento de los conductores, tomas de tierra, puesta a tierra de las masas metálicas, interruptor diferencial, calibre del limitador de consumo…).

¿Cuándo hay que obtener un nuevo CIE?

Todas las casas, locales y naves industriales deben contar con un certificado actualizado. Su periodo de vigencia es de 20 años, por lo que, pasado ese tiempo, hay que solicitar una nueva inspección porque la compañía distribuidora te lo va a exigir para seguir dándote servicio.

Si compras una casa de segunda mano, debes comprobar que el boletín no ha caducado. En ese caso, no tienes que realizar más trámites que cambiar la titularidad del usuario.

Un nuevo CIE también es necesario en otras tres circunstancias:

  • La compra de una vivienda nueva. La distribuidora no tiene informes sobre esa instalación y debe comprobar que cumple con todos los requisitos.
  • Un aumento de la potencia contratada. La compañía debe verificar que la instalación va a soportar ese aumento de kilovatios.
  • Cuando ha habido un corte de luz por impago.

¿Cuánto tarda en obtenerse?

Dependerá del resultado de la inspección que realice el electricista autorizado:

  • Si es favorable, se podrá obtener en un plazo máximo de 5 días.
  • Si no es favorable, habrá que esperar a realizar una inspección más detallada y modificar los posibles defectos, por lo que se puede prolongar bastante más tiempo.

¿Cuánto cuesta?

No hay tarifas únicas, de modo que depende del precio de la mano de obra y del tipo de instalación que se inspeccione. Hay que tener en cuenta que el electricista que la realiza debe desplazarse al domicilio y asume unos gastos y tasas por ser instalador cualificado. El precio suele estar en una horquilla que va de los 80 a los 300 euros. Desconfía de las ofertas mucho más baratas. Será cuestión de buscar y comparar presupuestos.

Etiquetas