Aumenta la demanda de vivienda de lujo entre compradores nacionales

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Uno de los pocos sectores que no ha sufrido el golpe de la pandemia es el de las viviendas de lujo. La demanda sigue siendo alta, incluso mayor que antes de la aparición del Covid-19. Dos tipos de propiedades muestran esta evolución del mercado: los áticos en Madrid y Barcelona, y las villas en la Costa del Sol.

“La pandemia ha despertado un gran interés por los áticos. Aunque la venta en segunda mano puede ser más complicada, no así para este tipo de activos, muy escasos en el mercado —explica Luis Valdés, director de residencial en Colliers International Spain, firma especializada en este tipo de propiedades ubicadas en Madrid y Barcelona— En cualquier proyecto de lujo son las unidades que casi siempre se venden durante el transcurso de la obra. Y si antes del estado de alarma había mucho apetito por este tipo de activos, ahora hay más si cabe”.

Un estudio de la inmobiliaria Engels & Völkers llega a la misma conclusión en la Costa del Sol: los inversores de mayor nivel adquisitivo siguen comprando y mantienen los precios altos. Y aporta datos significativos: el número de consultas de villas de entre dos y tres millones de euros ha aumentado un 38% respecto al año pasado. Ese incremento ha sido del 19% en casas por encima de ese valor. El interés se concentra en propiedades con espacios verdes y de ocio (piscina, gimnasio…).

¿Quiénes son esos inversores de viviendas de lujo?

La crisis sanitaria ha hecho que disminuya el número de compradores extranjeros, más reticentes a poner su dinero en mercados ajenos. Por el contrario, se registra un fuerte crecimiento de inversores nacionales que buscan buenas oportunidades en el mercado del lujo.

Otro estudio, este de Uxban, inmobiliaria enfocada en la promoción de viviendas de alto standing, señala que el 75% de los interesados en estas adquisiciones son españoles o extranjeros que viven en España. Su perfil mayoritario son parejas de entre 45 y 55 años que buscan una casa de reposición o bien se deben trasladar por motivos laborales. Suelen comprar con financiación bancaria, mientras que los extranjeros habitualmente lo hacen al contado.

Los datos de Engels & Völkers referidos a la Costa del Sol corroboran los de Uxban: el 52% de los compradores durante el penúltimo trimestre de 2020 fueron nacionales, frente al 24% del mismo periodo del año anterior. Y las ventas se han incrementado en esa zona un 18% desde el final del confinamiento, en junio.

Etiquetas