Se dispara el interés por la compra de hoteles en España por la crisis del sector

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

“Se vende hotel”, es el cartel que podemos encontrar en muchas zonas turísticas que no han conseguido sobrevivir a la crisis económica provocada por el COVID-19. Muchas empresas han decidido vender parte de sus activos, o la compañía entera, para evitar la quiebra. Debido a la gran oferta, ha aumentado el interés por la compra de hoteles en España por parte de inversores extranjeros y nacionales que esperan una recuperación no muy tardía del sector.

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados por los efectos de la pandemia. En Baleares, por ejemplo, según informa el El Confidencial, la ocupación hotelera ha caído un 78% con respecto a 2019 lo que ha provocado que el 54% de las empresas afronten problemas de tesorería y un 70% problemas financieros. Y 2021 no se presenta muy esperanzador: se calcula tan solo un 50% de la actividad habitual.

En Canarias, donde el turismo supone el 35% del PIB, hay más de 100 hoteles a la venta que van desde los 300.000€, para un activo rural con 10 habitaciones, a los 31 millones que piden por un hotel en Maspalomas con 185 habitaciones que miran al mar.

Se calcula, por tanto, que hay más de 550 hoteles a la venta en España (un 19% más que en marzo de 2020, cuando comenzó la crisis sanitaria) que alcanzan un valor superior a los 1.200 millones de euros (datos de Hosteltur).

La crisis atrae a inversores de todo el mundo para la compra de hoteles

Esta situación ha despertado el interés de inversores de todo el mundo. Los fondos de inversión están aprovechando para meter la cabeza dentro del sector turístico y hacerse con buenos activos por el 40% o 50% del precio anterior a la crisis.

De hecho, en febrero se publicó que Amancio Ortega, fundador de Inditex, a través de la empresa Pontegadea, se había hecho con el hotel Senator Playaballena ubicado en Rota (Cádiz) por 25 millones de euros.

Se ha hecho público, también, el interés del grupo noruego Fredensborg en adquirir hoteles en Mallorca, Marbella, Estepona o Madrid. Se ha aliado con la banca de inversión Alantra para invertir 500 millones de euros para la compra de activos turísticos, aprovechando la situación del sector. Este grupo ya cuenta con el 50% de la cadena Servatur.

Grupos internacionales como Blantyre, ASG, Zetland Capital, Aquila Capital o Batipart también están peinando el mercado de Canarias para comprar hoteles y transformarlos. Las compañías envían a emisarios para reunirse y negociar con los propietarios que quieren vender sus activos.

Hoteles desde 200.000€ hasta los 52 millones de euros

Barcelona, Madrid, Marbella, Málaga, Palma, Bilbao o San Sebastián son algunas de las zonas que más interés despiertan. En ellas, el activo más deseado son hoteles de más de 80 habitaciones en los que el precio oscile entre los 200.000 y los 600.000€ por habitación. Es decir, unos 15 o 50 millones de euros dependiendo de la capacidad y su ubicación.

En la Gran Vía de Madrid, según Europa Press, el precio por habitación sube a los 400.000€ o 600.000€, mientras que si nos alejamos un poco de esta zona se puede adquirir por 300.000€ o 200.000€.

Aunque uno de los más caros se vende en Ibiza, en Sant Joan de Labritja. Se trata de un hotel de siete plantas, 4.000 metros cuadrados y 60 plazas de aparcamiento. Todo ello por la friolera de 52,5€ millones de euros.

Sabemos también que uno de los primeros hoteles en venderse fue el hotel Madrid Edition por 220 millones de euros, que pasó de las manos de Archer Hotel Capital a las de KKH Property Investors.

Aunque la recuperación del turismo está en el horizonte, el mercado actual se encuentra en un momento delicado. Por lo que parece que esta tendencia actual de compra de hoteles en España se mantendrá, al menos, a corto plazo.