Así será la casa conectada: habla con ella y pide lo que necesites

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El móvil hasta ahora es la ventana a un mundo virtual que cada vez ofrece más servicios, pero en realidad solo es un paso intermedio hacia un universo de conexión con los objetos de nuestro entorno utilizando solo la voz.

Tanto los gigantes del sector como decenas de pequeñas start-ups están trabajando para que los dispositivos que nos rodean sepan reconocernos y respondan a nuestras órdenes. Va a ser una revolución que, especialmente, hará que nuestras casas se conviertan en mayordomos dispuestos a ejecutar órdenes al instante.

Con la ayuda del Global Mobile Consumer Survey 2017, el informe anual de la consultora Deloitte donde se exponen las tendencias tecnológicas, y los avances presentados en el reciente Mobile World Congress de Barcelona, podemos hacer una asombrosa previsión sobre el futuro de los hogares.

Robots a tu servicio

En realidad son asistentes virtuales con forma de robot. Serán capaces de hablar y de reconocer la voz y la cara de los habitantes de la casa. A través de ellos se sincronizará el resto de dispositivos, de tal manera que se podrá poner la lavadora, escuchar la música que deseas, hacer llamadas o informarte de las últimas noticias interactuando con ellos. Además, vigilarán la casa cuando nadie esté y avisarán ante la presencia de intrusos. Robelf, de la taiwanesa Robotelf Technologies, y Jibo, de Everis y NTT Data, son los primeros androides que ofrecen esta tecnología.

Pantallas interactivas en cualquier lugar

No se trata solo de hablar, también de ver. Pronto cualquier superficie servirá de pantalla interactiva para conectarse al resto del mundo. Bastará una orden para que la puerta del frigorífico te ofrezca un tutorial para preparar una receta, para que veas en el cristal de la ventana la previsión del tiempo o para visualizar en un espejo la mejor conexión de transporte para llegar a tu destino. Incluso las cortinas serán una superficie visual para ver y charlar con la familia.

Tejidos inteligentes

Sensores microscópicos pueden hacer de los textiles materiales que transmitan la señal wifi, por ejemplo a través de la moqueta. También serán capaces, instalados en el sofá, de identificar a los residentes por su peso, de tal manera que cuando se sienten les muestren los mensajes que han recibido o pongan su música favorita. Esa es una de las líneas de investigación de Deutsche Telekom.

Enfermeros las 24 horas

Cada objeto de nuestro hogar puede contener sensores que nos informen en tiempo real sobre, por ejemplo, la calidad del aire, la presencia de alérgenos o de una fuga de gas. Ya existen camas inteligentes que detectan los ciclos de sueño, alertan sobre ronquidos y apneas, y te preparan para el descanso con un tono de luz y sonidos relajantes. Así mismo, las pulseras sanitarias controlarán tu estado de salud y transmitirán los datos al sistema para que pueda verlos tu médico.

Los electrodomésticos te escuchan

La cocina dispondrá de asistentes virtuales y sistemas de reconocimiento de voz para que tengas cubiertas todas tus necesidades: podrás preguntar al horno cuanto le falta para que el plato esté en su punto; recibirás avisos de los productos que faltan en la despensa, y será posible conectar con el frigorífico desde el supermercado para saber si hay que comprar más zumo o leche.

Etiquetas