Arquitectos españoles que triunfan en el extranjero

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Actualmente alrededor de 30.000 estudiantes de Arquitectura se están preparando para transformar las ciudades en España, cambiar los paisajes y hacer de las viviendas y los barrios lugares más habitables y sostenibles; en definitiva, para que cualquier construcción sea mucho más que paredes y techos.

España exporta talento arquitectónico muy valorado por los expertos internacionales del sector. Prueba de ello son los prestigiosos galardones con los que recientemente han sido reconocidos varios proyectistas españoles. Te presentamos a algunos de ellos, nombres que siguen la estela de artistas como Rafael Moneo o Ricardo Bofill.

Cada uno con estilos y propuestas diferenciadas, pero con el objetivo común de aportar soluciones innovadoras a los desafíos de las actuales tendencias arquitectónicas. En especial, la simbiosis de la evolución con la tradición, y la preservación del pasado con nuevas técnicas y materiales. Estos arquitectos españoles aportan aire fresco y mucha creatividad. Y así se lo reconocen fuera de nuestras fronteras.

Juan Antonio González Pérez, Urbano Yanes y Constanze Sixt (GPY Arquitectos) 

Ellos no han tenido que salir de España, aunque sí han buscado el reconocimiento fuera. El pasado otoño recibieron el Premio Internacional de Arquitectura por sus trabajos en la piscina municipal de Tacoronte y el Edificio de Servicios Generales de Apoyo a la Investigación de la Universidad de La Laguna, ambos en Tenerife. Este galardón, otorgado por el Ateneo de Chicago (EE.UU.) y el Centro Europeo de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, es uno de los más prestigiosos del mundo y valora especialmente la vanguardia en el diseño. El jurado, compuesto por reconocidos expertos internacionales, destacó “su innovación y su sensibilidad medioambiental, así como la adaptabilidad a su contexto”.

Antonio Cruz y Antonio Ortiz (Cruz y Ortiz Arquitectos)

Ambos han llevado a cabo la completa renovación del Rijksmuseum de Ámsterdam, una obra que inauguraron en abril del pasado año y por la que han recibido el premio que otorga la Fundación Abe Bonnema, que promueve la arquitectura de calidad y vanguardia en Holanda. El museo es hoy una representación extraordinaria de la posibilidad de ofrecer soluciones vanguardistas a las necesidades de construcciones históricas. “Cada vez va a ser más necesario actuar sobre edificios o zonas urbanas existentes”, afirman Cruz y Ortiz. Entre sus otros trabajos, destacan la estación de alta velocidad de Basilea y la biblioteca Infanta Elena de Sevilla.

Olga Felip y Josep Camps (estudio josepcamps/olgafelip)

La prestigiosa revista británica Building Design les entregaba en diciembre el premio a los arquitectos jóvenes más prometedores de 2013 (Young Architect of the Year) por obras como el edificio de viviendas Amb Ramon Sanabria (Barcelona), el Centro Cultural Ferreríes (Tortosa) o su proyecto del Centro de Peregrinaje de Roldad (Noruega). Se valora sobre todo su combinación transgresora de materiales, sus propuestas renovadas de paisajes urbanos y los espacios diáfanos que diseñan logrando que a la vez sean cálidos y acogedores.

Los trabajos de estos tres estudios de arquitectura y los reconocimientos obtenidos en el extranjero han hecho que también estuvieran entre los galardonados con el Premio Arquitectura Española Internacional, hechos públicos hace algunas semanas y promovidos por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España.

No fueron los únicos que recibieron estos premios: Pilar Calderón y Marc Folch (Calderón Folch Sarsanedas Arquitectos) obtuvieron el mismo reconocimiento por el diseño del Centro Léonce Georges (Chauffailles, Francia), innovadora construcción en la que predomina la madera, demostrando su compromiso con la sostenibilidad. Héctor Mendoza y Boris Bezán (estudio MX_SI) les acompañaron por su proyecto de ampliación del Museo Gösta en Mänttä.

Etiquetas