Los alquileres más caros se abaratan tras el confinamiento

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El precio de los alquileres cede ante la crisis del coronavirus. Tras tres meses de confinamiento, las viviendas de alquiler ubicadas en grandes ciudades como Madrid o Barcelona y que antes costaban más de 1.200€ se han abaratado entre un 10% y un 15% (según la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario). Al mismo tiempo, las rentas inferiores se han mantenido prácticamente igual.

¿Cuál es el motivo de este abaratamiento? Todo apunta a que los propietarios de las viviendas más costosas suelen soportar hipotecas superiores por lo que han optado por bajar el precio de sus viviendas para evitar tenerlas desocupadas. Es por eso que, en el segmento de las viviendas más accesibles, los precios se han mantenido dada la gran demanda que existe.

Estabilización de precios en el sector

Los expertos hablan de una estabilización del coste del alquiler. En los últimos años había experimentado una escalada exponencial, especialmente en las zonas más caras de Madrid o Barcelona; sin embargo, los precios habían alcanzado el límite de esfuerzo financiero asumible por los inquilinos. La Covid-19 solo ha acelerado una situación que ya se veía venir desde hace tiempo.

En los próximos meses se seguirá notando cómo bajan las rentas para adaptarse a una demanda que se prevé que será más inestable. En un contexto de crisis económica y con el aumento del desempleo, la oferta tendrá que ajustarse a esta nueva situación. Y, por lo general, los propietarios darán prioridad a las garantías de pago frente al precio.

Los pisos vacacionales vuelven al mercado del alquiler

Otra de las novedades en estos tiempos tan convulsos, ha sido la transformación de uso de pisos turísticos al alquiler de temporada o larga duración. Esto ha elevado la oferta de viviendas, especialmente en el rango de precios más caros (al tratarse de viviendas muy cuidadas y listas para vivir). En el centro de Madrid, por ejemplo, hubo un aumento de la oferta de 2.000 viviendas en el mes de abril.

Se trata de una oferta al mismo tiempo más cara. Por lo que, con este movimiento, afirman los expertos, es posible que se experimente un ligero repunte de los precios del alquiler especialmente en las zonas más turísticas. Con el alza de precios y contratos de tan solo un año, los propietarios tratan de compensar las pérdidas provocadas por su actividad habitual mientras esperan la reactivación del turismo.

Con todos estos cambios en el sector inmobiliario y la crisis se prevé que el mercado del alquiler cobre peso en los próximos meses. Algunas voces apuntan a que hacia finales de año se verán realmente los efectos provocados por estos meses de confinamiento y paralización de la economía.

Etiquetas