Alquilar en verano sin que te estafen

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Casi 4,7 millones de viajeros eligieron el apartamento turístico como alojamiento para sus vacaciones durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2018; en todo el año lo hicieron cerca de 12,3 millones. Los datos del INE muestran la dimensión de un gran mercado en el que también hay lugar para la picaresca y la estafa. Si es el alojamiento preferido para su descanso veraniego, hay que tener muy presentes estos 10 consejos para alquilar un apartamento vacacional sin sorpresas.

Cómo actúan los estafadores

Insertan anuncios en páginas web gratuitas de reconocido prestigio donde ofrecen apartamento de playa en alquiler a precios muy inferiores a los del mercado. Para ganarse la confianza de sus presas roban datos personales de terceras personas que dan como muestra de confianza durante la negociación, esperando al momento preciso para abandonar el canal de comunicación habitual de las plataformas online y utilizar correos electrónicos o números de teléfono privados. Ya fuera de los protocolos de control de los portales especializados, la banda de estafadores organizada pide a sus víctimas cantidades en concepto de fianza o reserva de un apartamento que nunca llegan a disfrutar.

Un resumen de la operativa descrita por la Policía Nacional tras la detención el pasado otoño de un grupo de 11 personas que habían estafado unos 100.000 euros con falsos alquileres vacacionales a 254 personas. Pero este es solo el más llamativo ejemplo de de una práctica que si bien no es generalizada conviene conocer si se identifica vacaciones con alquiler de apartamento: una opción muy popular por combinar flexibilidad y buen precio.

Consejos para alquilar sin sorpresa

Desde OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, se ofrece un decálogo para el alquiler responsable y preventivo del apartamento vacacional:

  1. Comparar precios para conocer el mercado. Esta labor de información es extremadamente sencilla en la era de internet, basta con visitar varias de las plataformas online especializadas y comparar precios en las mismas fechas y localidades. Desde OCU también se advierte de que no es fácil dar con la ganga, en especial en los meses de verano, por lo que hay que “desconfiar de precios muy baratos y anuncios sin fotos”, como se ha visto el cebo utilizado por los estafadores. También hay que tener presente que los precios más bajos pueden ir unidos a condiciones más estrictas para el usuario, como por ejemplo la pérdida por anulación de reserva de la cantidad entregada, por lo que puede ser interesante valorar los seguros de anulación.
  2. Las fotos engañan, en todos los sentidos. Las fotos del apartamento que estos portales publican son una buena fuente de información, pero hay que tener presente que dependiendo de la habilidad del fotógrafo pueden ser mucho más atractivas que la realidad, o al revés, desmerecer lo que se ofrece. El consejo básico es visitar personalmente el apartamento, pero como no siempre es posible, hay que cubrir esa carencia con más información, por ejemplo pidiendo datos sobre el estado de conservación, el funcionamiento de electrodomésticos, etc. Y por supuesto utilizar Google Maps o similares para ubicar el emplazamiento exacto del apartamento.
  3. Exigir el precio desglosado. Muchas de estas plataformas han impuesto la costumbre de cobrar por servicios de limpieza, cantidad que se suma a su comisión. Para no llevarse sorpresas siempre hay que pedir un desglose del importe a pagar, que puede incluir cargos como tasas turísticas o depósitos frente a desperfectos.
  4. Leer los comentarios de otros usuarios. Es cierto que pudieran haber sorteado los controles de estas plataformas de internet para mediatizar la opinión de otros usuarios, pero estos comentarios ofrecen una información irrenunciable. Conviene leerlos con detenimiento porque además pueden resolver muchas dudas.
  5. Identifica si tu interlocutor es un propietario o un intermediario. Un aspecto que pasa inadvertido a muchos y que es muy importante, en especial en supuestos de reclamación: “Si es con una agencia o una empresa, el usuario estará protegido por la legislación de consumos, además de la que puede regir al arrendamiento en sí mismo”. En el caso de un particular propietario, el acuerdo estará regido por la normativa civil de alquiler, si bien en algunas comunidades autonómicas sería de aplicación su normativa turística.
  6. Negocie las condiciones. Aunque estas plataformas ofrecen unos procedimientos estandarizados es posible negociar con el interlocutor las condiciones del acuerdo, más aún cuando se negocia con agencias o particulares. En cualquiera de los casos siempre deben quedar reflejadas las condiciones pactadas en el contrato suscrito. A este respecto, hay que saber que la reserva online tiene la misma validez jurídica que un contrato.
  7. Contacte por email o teléfono. El decálogo de OCU es minucioso y propone contactar con el dueño del apartamento o la agencia intermediaria por teléfono o por email antes de hacer cualquier reserva. En el entorno de las plataformas de alquiler online no siempre es fácil hacer este contacto y, aunque se haga para solicitar mayor información práctica sobre la zona, servicios cercanos, etc, se debe recordar que la negociación no debe abandonar los canales habilitados para la comunicación entre las partes. Siempre es conveniente guardar los correos o SMS intercambiados.
  8. Confirmar el medio pago, la entrega de llaves y la persona de contacto. En el supuesto de que el pago no se haga en la pasarela de una de las plataformas, se debe elegir un canal que ofrezca trazabilidad, como la transferencia bancaria o Paypal. En este último caso, desde OCU se insiste en “comprobar que el titular de la cuenta es el mismo que el de la vivienda que se alquila”. Además se aconseja solicitar siempre un teléfono que ayude a solventar cualquier posible incidencia durante la estancia.
  9. Conservar copia de la reserva o el pago de la señal. Siguiendo la máxima de tratar de adelantar la menor cantidad posible de dinero, se debe conservar siempre los documentos que acrediten el pago. Cuando el acuerdo es con el propietario o una agencia inmobiliaria, se debe exigir que la cantidad adelantada en concepto de señal o prepago quede reflejada en el contrato.
  10. Define las condiciones de la fianza frente a posibles daños. Es una cantidad que cada vez se exige de forma más habitual, pero quien alquila tiene derecho a que se detalle por escrito las condiciones de entrega, su aplicación y devolución. También hay que solicitar un inventario de mobiliario y enseres, que se debe comprobar en el momento de la llegada, dejando constancia por escrito de cualquier desperfecto.

Y si su opción pasa por descansar en un apartamento vacacional propio, le interesarán estos consejos para comprar una casa en la playa.

Etiquetas