La aerotermia climatiza tu hogar sin dañar el medio ambiente

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Existen diferentes alternativas para el aprovechamiento de las energías renovables. En esta ocasión os hablaré de aquellas que permiten ahorrar dinero en electricidad, calefacción y refrigeración. 

El aire exterior (gratuito) puede ser una gran fuente de energía que aporte calor o frío a nuestras estancias. ¿Cómo lo conseguimos? Con la aerotermia, la renovable que aprovecha la energía que contiene el aire que nos rodea, lo renueva y lo convierte en aire caliente o frío para climatizar nuestras viviendas. 

Gracias a una bomba aerotérmica se pueden climatizar nuestras casas tanto en verano como en invierno. Funciona “robándole” calor al aire para usarlo dentro de casa. Pero, es también un sistema reversible que en verano puede extraer el exceso de calor al aire interior para, finalmente, expulsarlo fuera.

Hablamos de un aprovechamiento renovable o limpio de la energía que utiliza la instalación aerotérmica, porque de la cantidad de energía eléctrica que consume, estará produciendo tres o cuatro veces esa cantidad en forma de frío o calor.

¿Qué necesitamos para instalar aerotermia en una vivienda?

Los componentes requeridos son prácticamente los mismos que si fuésemos a instalar un sistema de aire acondicionado por bomba de calor.

  • Unidad exterior: encargada de captar el calor o el frío del aire de la calle. Puede situarse en la cubierta, la terraza o la fachada, en función de las normas urbanísticas de nuestra localidad.
  • Bomba de calor aerotérmica: transporta el calor o el frío gratuito del aire hasta el sistema de emisión del mismo. Se vale de un gas refrigerante que circula a través de un circuito capaz de transformar el estado gaseoso a líquido a unas temperaturas y presiones distintas a las del agua convencional.
  • Equipos emisores: reparte el calor o el frío dentro de la casa. Los más habituales son radiadores, suelo radiante, fan-coils, splits
  • Depósito de inercia: facilita el trabajo a la bomba de calor o frío evitándole arranques innecesarios.
  • Depósito de acumulación: permite el uso del agua caliente, haciendo que lo tengamos disponible desde que abrimos el grifo.

Además, y para casos de climas muy fríos (zonas de montaña y meseta norte), podemos complementar nuestra bomba de calor con un equipo de apoyo, con el objetivo de mejorar la eficiencia del conjunto y reducir la potencia máxima de los equipos generadores de calor.

¿Cuál es el precio de la aerotermia?

Héctor Cano, de la empresa Geothermal Energy, nos ha ayudado a estimar el coste de la instalación de un sistema basado en la aerotermia. Por ejemplo, una instalación en Madrid , para una vivienda unifamiliar de 200 m², que incluye las bombas de calor y la ejecución de la sala de producción (depósito de inercia, conducciones,…) se ha valorado en 12.000 €, a lo que se le suma 7.000 € en concepto de la instalación de suelo radiante.

Si comparamos la inversión necesaria para la instalación de un equipo de aerotermia con la inversión inicial que se haría en la instalación de una caldera de combustibles fósiles, la diferencia de gasto entre una y otra (mayor el de la aerotermia) se podría amortizar en 3-5 años, dependiendo de la tecnología que se elija. Por ello, se debe hacer un estudio exhaustivo de los rendimientos de los equipos y los costes de la energía diferenciando por el combustible utilizado. Las instalaciones aerotérmicas proporcionarán un alto rendimiento en viviendas y locales amplios, sin embargo para viviendas pequeñas o que no utilicen calefacción por largos periodos, habría que analizar su viabilidad y comparar con las condiciones que ofrecen las calderas convencionales.

Etiquetas