Actuar frente a un robo en casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Un total de 107.012 viviendas sufrieron un robo con fuerza en 2018. Pese al  abultado dato del Portal Estadístico de Criminalidad, el Ministerio de Interior lo considera ligeramente por debajo de la mayoría de países europeos. Pero la baja delincuencia española sirve de poco consuelo a las familias que detectan la visita de los ladrones a su vuelta al domicilio, un momento indeseado en el que conviene saber cómo actuar.

Cuáles son las señales de alerta

Cerraduras forzadas, puertas o ventanas rotas, las evidencias de un robo acostumbran a ser inequívocas. Sin embargo, recientemente la Policía Nacional alertaba desde su cuenta de Twitter sobre procederes más sofisticados. Las imágenes que ilustraban el tuit eran de unas pequeñas piezas de plástico -conocidas como testigos- que las bandas organizadas introducen entre la puerta y su marco para saber si se abre o no, en el segundo caso aparecía la imagen de una mirilla manipulada en la que se había introducido una mini cámara para espiar el interior de la vivienda. Por ello, la primera recomendación es hacer una intuitiva revisión ocular para comprobar si todo está en orden al regreso a casa y, por supuesto, siempre cerrar con llave.

cómo actuar frente a un robo en el domicilio, robo y hurto en vivienda, reclamación seguro robo casa

Hay que tener en cuenta que según la estadística del Ministerio de Interior, y en contra de lo que se acostumbra a pensar, el 70% de los robos se cometen a la luz del día, y en el 90% de los casos se actúa de modo improvisado, por ejemplo aprovechando que el morador de la vivienda ha dejado una ventana abierta. Para completar la fotografía, conviene saber que los meses de enero, marzo y agosto son en los que se producen más robos y, los lunes y viernes, los días en los que los ladrones están más activos.

¿Qué hacer si se detectan evidencias de robo en la vivienda?

La recomendación de la Policía Nacional es taxativa: “No entres, no toques nada, ve a un lugar seguro y llama al 091”. Por ejemplo, es un buen momento para probar la solidaridad vecinal y llamar desde el interior de una casa que permita seguir vigilando la vivienda.

¿Se puede entrar en la vivienda si se comprueba que no hay nadie?

Nunca antes que la Policía. La primera razón es por seguridad personal y la segunda para facilitar la resolución del caso: “Intenta no tocar nada para no destruir pistas y evita entorpecer la actuación policial. La mayoría de robos se producen de día, en pocos minutos y a cargo de ladrones poco profesionales, así que es posible que las fuerzas del orden puedan recabar pistas durante la investigación”, recuerdan los expertos legales de DAS Seguros en una reciente publicación informativa sobre robos en vivienda.

¿Qué diferencia hay entre robo y hurto de vivienda?

Se trata de una consideración técnica, pero es muy importante de cara a la reclamación de daños al seguro, ya que las compañías actuarán de forma muy diferente en uno y otro caso. No es lo mismo apoderarse de un bien ajeno con violencia, amenaza o fuerza, lo que ocurre cuando se manipula la cerradura del acceso a la vivienda o se intimida a alguien, por ejemplo al conserje, para que abra la puerta. En estos supuestos hablamos de robo, mientras que lo hacemos de hurto si el ladrón ha entrado en la vivienda aprovechando el descuido de su morador, por ejemplo una puerta abierta. Este tipo de negligencias pueden suponer serios problemas a la hora de reclamar indemnizaciones al seguro.

¿Qué pasa si he olvidado conectar la alarma?

Ahondado en la obligación de proteger la vivienda frente a posibles robos, una información que desconocen muchos de los usuarios de alarmas en viviendas es que si sufren un robo y la alarma no estaba conectada, es muy probable que la compañía aseguradora se desentienda del siniestro. Si esta es su situación, debe revisar su contrato para ver qué dice el clausulado al respecto y, en segundo lugar, consultar con un abogado o asociación de consumidores.

¿Cómo evaluar los daños?

Los efectivos de la Policía darán instrucciones de cómo proceder, pero hay que tener claro que el siguiente paso es hacer memoria: “Haga una relación detallada de los objetos de valor, joyas, aparatos audiovisuales, ordenadores, etc., con sus números de serie o inscripciones, para dificultar su posterior venta y facilitar su identificación y devolución, en caso de ser recuperados”.

DAS Seguros  también añade: “La relación total de artículos sustraídos será muy importante para presentar la denuncia policial y para iniciar una reclamación a tu compañía aseguradora, siempre que dispongas de una póliza que te cubra en caso de robo”. Un aspecto que facilita mucho el trámite del inventario es contar con “las facturas o documentos que demuestren tu propiedad sobre los objetos robados”.

¿Cuándo reclamar al seguro?

Si la casa tenía seguro contra robo, la realidad es que en uno de cada dos casos, según estimación de DAS para España, hay que cursar la reclamación a la compañía: “Tras la denuncia policial y el inventario de artículos robados, el afectado que disponga de póliza contra el robo en el hogar debe de presentar una reclamación adjuntando la lista de objetos sustraídos y los desperfectos ocasionados por los ladrones en la vivienda. Después de estudiar el caso, la compañía se encargará de abonar la cantidad pertinente”.

Etiquetas