Nueve sueños rotos de la arquitectura: grandes proyectos que nunca se realizaron

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

“Un arquitecto es un dibujante de sueños”. La proyectista Grace McGarvie define así el universo ideal de esos diseñadores, dispuestos siempre a realizar lo sublime, a romper con los límites. Sin embargo, a menudo esos sueños se topan con realidades que los hacen irrealizables.

Muchos grandes proyectos arquitectónicos se enfrentaron a desafíos que no pudieron superar y aun así continúan siendo ejemplos de innovación. Estos son 9 de los más espectaculares.

  1. Hotel Attraction

En 1908, Antonio Gaudí recibió el encargo de levantar un hotel en Nueva York que debía ser tan espectacular en su tamaño como innovador en su diseño. Ideó un edificio de torres acampanadas que llegaría a los 320 metros de altura, el mayor del mundo. Calculó que tardaría 8 años, demasiado tiempo para los promotores, de manera que se le dio “carpetazo”.

  1. El Palacio de los Soviets

Iba a ser un colosal edificio administrativo en Moscú, de estilo imperial, que representaría el poder de la Unión Soviética y que estaría coronado por una inmensa figura de Lenin. Las obras comenzaron en 1937 y la Segunda Guerra Mundial las paralizó. Después fue desechado, construyendo en el espacio que iba a ocupar una gran piscina popular.

  1. The Illinois

Frank Lloyd Wright ya había cambiado la historia de la arquitectura cuando en 1956 presentó el Illinois el que sería su mayor legado, una torre cuatro veces más alta que el Empire State y que dominaría todo el paisaje de Chicago. Entonces no se encontraron los recursos técnicos para llevarla a cabo.

  1. Torre Nakheel

Dubái volcó recursos millonarios en hacer de su urbanismo una referencia de vanguardia. Este rascacielos, de mil metros de altura y, por tanto, el más alto del planeta, se proyectó para completar el skyline de la ciudad junto con el Burj Khalifa. La crisis financiera de 2008 obligó a retrasar el proyecto que, a día de hoy, no tiene fecha de inicio de construcción.

  1. Indian Tower

Bombay comenzó en 2010 las obras de este espectacular edificio que alcanzaría casi los 800 metros de altura superponiendo estructuras en forma de prisma. Tras un año de trabajos, los constructores no lograron más fondos y el proyecto se paralizó. Se buscaron nuevos inversores hasta octubre del año pasado, cuando quedó definitivamente cancelado.

  1. Bangkok Hyperbuilding

El estudio OMA lanzó la propuesta, a finales de los años 90, de concentrar una ciudad entera en una “megaconstrucción” que podría levantarse en la península de la capital tailandesa y que llegaría a alojar a 120.000 personas. El diseño contemplaba diversas plataformas y torres de una altura total cercana al kilómetro. No se consiguió la financiación necesaria.

  1. La Pirámide de Shimizu

Otra ciudad-edificio, aún más ambiciosa, proyectada para albergar a 750.000 personas en la bahía de Tokio. Una gigantesca pirámide (14 veces más grande que la de Guiza, en El Cairo) formada a su vez por otras pirámides menores y superpuestas. Por ahora no hay materiales lo bastante resistentes y ligeros para una construcción así.

  1. La Torre Rusia

Norman Foster diseñó un coloso que iba a alcanzar los 612 metros de altura. Fue concebido como piezas estilizadas de acero y cristal, inclinadas y apoyadas en su vértice. El propósito es que fuera, como el Kremlin, un símbolo urbano de Moscú. La crisis económica paralizó las obras pero existe la intención de retomarlas en un futuro.

  1. Chicago Spire

“Otro hito en el skyline de Chicago”. De esa forma se presentó este proyecto del arquitecto español Santiago Calatrava, una espiral estilizada que alcanzaría los 609 metros, un prodigio técnico y estético que se quedó sin presupuesto al no contar finalmente con los inversores prometidos. Aún no se ha cubierto el enorme agujero que iba a acoger sus cimientos.

Etiquetas