125 millones para que los edificios gasten menos energía

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El pasado mes de octubre, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo puso en marcha el plan PAREER de ayudas destinadas a edificios de viviendas y hoteles que emprendan obras de rehabilitación para mejorar su eficiencia energética e instalar sistemas de energías limpias.

El objetivo es claro: consumir menos y disminuir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Así, se reduce, además, la factura energética que paga cada comunidad de propietarios.

Emprender reformas que afecten, por ejemplo, a fachadas, cerramientos o a la climatización supone una inversión importante, por eso el ministerio destina 125 millones de euros para financiarlas. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) es el encargado de supervisar el plan y conceder las ayudas que tienen un primer requisito imprescindible: mejorar al menos en una letra la calificación energética del edificio.

¿Quiénes se pueden beneficiar?

  • Propietarios únicos de edificios de uso residencial o de viviendas unifamiliares.
  • Comunidades de propietarios de edificios de viviendas constituidos como propiedad horizontal.
  • Propietarios de edificios de uso hotelero.
  • Empresas de servicios energéticos.

¿Qué tipo de obras entran en el plan?

  • Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica (fachadas y techos):
    •  Subvención de hasta el 30% del coste o 3.000 euros por vivienda.
    • Préstamo de hasta el 60% del coste o 6.000 euros por vivienda.
  • Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas (climatización) y de iluminación:
    • Préstamo de hasta el 90% del coste.
  • Sustitución de energía convencional por biomasa en los sistemas de calefacción:
    • Préstamo de hasta el 90% del coste.
  • Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en la calefacción:
    • Préstamo de hasta el 90% del coste.

En general, las subvenciones no podrán sobrepasar el 30% de la inversión total y la financiación tendrá un interés de Euribor +0%.

¿Cuáles son las condiciones temporales?

  • La obras deben comenzar como máximo seis meses después de la notificación de la concesión de la ayuda.
  • Deberán estar finalizadas antes de que transcurran 12 meses desde la notificación de la concesión.
  • Si se dan circunstancias imprevisibles, debidamente justificadas, que provoquen retrasos se podrá conceder una ampliación hasta 18 meses.

El plan PAREER estará vigente hasta el 30 de octubre de 2015.

 

Etiquetas