Sobrevive a la decoración navideña con estos consejos

En Navidad crece la avalancha de objetos decorativos: árbol de navidad, adornos, belén, coronas, calcetines para la chimenea, figuras, espumillón, vajilla, velas, papel de regalo…, y, en consecuencia, también lo hace el número de cajas que necesitamos para guardarlo todo. Sin que nos demos cuenta, llega el momento de recoger y empaquetar, pero con las pocas ganas que quedan, con los regalos todavía dando vueltas, con el lío de las visitas y los compromisos familiares…, todo se vuelve más pesado. Sigue estas 5 ideas de decoración para sobrevivir a la Navidad y llegar renovado a enero.

Escoge un árbol diferente.Montar el árbol requiere mucha energía. Si es un abeto natural, ¿por qué no dejarlo creciendo allá de donde venga y no verlo agonizar junto a nuestro radiador?
Si es artificial, baja o sube la caja en la que hiberna 11 meses al año, desempolva, descifra el puzzle, extiende las ramas tapando las calvas, barre todo lo que cae debajo. Y, por supuesto, desanuda las luces, encuentra el ladrón para enchufarlas, repara los colgantes rotos… ¿Realmente es necesario todo esto? Una rama, unos troncos secos, unas piñas…, muchos objetos pueden recordarnos al árbol sin tanto lío. Y, además, sin tener que guardarlos en enero

A perfectly pale interior with Nordic influences
Espacio creado por Louise de MirandaVer más ejemplos de salones bohemios

 

Elige luces led. Los 5 metros de cable retorcido, con lamparillas que ya no van, enchufes decrépitos y destellos mareantes están para llevarlos al Punto Limpio.
Hay una nueva vida y viene en una cajita con luces de led: cables finos y maleables, bombillas reducidas, posibilidad de elegir tono blanco o cálido, que no se calientan, no pesan y no hay que enchufarlas. Al final del cable, en un compartimento estanco del tamaño de una linterna pequeña, pones 3 pilas AA y duran todo el mes. Sólo enciéndelas el primer día a la hora en la que quieras que se iluminen y se apagarán solas 6 horas después. Ojalá todo en la vida fuera tan fácil…, y por sólo 6,99 €.

 

Christmas

Decoración inteligente. Como nosotros, que somos los mismos todo el año y nos engalanamos para las fiestas, nuestra casa puede lucir los mismos objetos con unos toques especiales. Un rollo de cinta roja/dorada/plateada, botes/campanas de cristal, velas sencillas, los cortadores de galletas y hasta los sobrantes de tarjetas de felicitaciones de otros años… cualquier cosa puede servir para crear collages y detalles especiales sin tener que recurrir a los renos o al Papá Noel que sube por la ventana.
Antes de comprar cualquier cosa, piensa que tendrás que sumarla a las otras, ubicarla, limpiarla; y luego hacerle un sitio que ocupará durante meses. ¿No sería mejor invertir ese dinero en algo necesario que vemos todos los días?

Detalles personales. Nada más bonito que unos paquetes envueltos con papel básico, incluso el kraft, y cerrados con cintas de tela, una hojita de cualquier arbusto y una pequeña tarjeta. Probar el placer de volver a escribir a mano con letra bonita. Detalles que no cuestan nada y dicen mucho.

Christmas at April and the Bear
Por April and the Bear Dublin – Ver más fotos de diseño residencial

 

Simplifica la organización. La familia, las visitas, las comidas, las compras… Todo puede simplificarse. Puede que el resto de la familia todavía no lo sepa, pero todos –incluso los niños–estamos esperando estos días para descansar. ¿Por qué entonces aceptamos meternos en planes complicados que requieren mucho tiempo y dinero? Propongamos, por ejemplo, repartir tareas y gastos. Repensemos el menú para aligerar cantidad y elegir lo que nos apetece aunque no sea lo más caro. Replantearse juntos la lista de regalos no es tampoco mala idea. Una tarde juntos en el cine o fabricando un collar con palomitas de maíz es un regalo que dura para siempre.

Redacción Equipo Houzz

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *