Pasos a dar para comprar un piso

Comprar vivienda

Comprarte tu primera casa es una situación que no nos planteamos hasta que llega realmente el momento de dar el paso y, en muchas ocasiones, cuando llega el momento de tomar las decisiones, estamos más que perdidos. Por eso, en este post vamos a intentar daros todos los pasos para comprar un piso con el fin de ayudaros en el camino hasta vuestro futuro hogar.

  1. Presupuesto

Antes de ponernos a buscar casa sin más, debemos tener claro cuál es el presupuesto máximo que tenemos para destinar a la compra, pensando en la venta, los gastos de las gestiones y sobre todo, en el 20% que debemos de tener disponible para la entrada de la vivienda. Como nuestra primera garantía, para hacer frente a los gastos, está en nuestros ingresos, se recomienda generalmente que la mensualidad ideal a pagar no supere el 30% del total, pero la realidad actual hace recomendable que este porcentaje sea algo menor del 25%, ya que mas tarde o más temprano nuestra cuota subirá.

  1. Tipo de vivienda

Una vez conocemos el presupuesto con el que contamos, hay que comenzar con la búsqueda y saber qué es lo que buscamos, si obra nueva, obra de segunda mano, libre, protegida, etcétera.

Vivienda nueva: son viviendas a estrenar. Su tributación en compra normalmente será con IVA.

Viviendas de segunda mano: Son viviendas que ya han sido habitadas, por lo que hay que tener en cuenta este factor a la hora de comprobar el estado en el que están y las posibles obras que puedan necesitar. Esto hace que se pueda negociar el precio. También debes de tener en cuenta que existen pisos de bancos y de particulares que muchas veces realmente no se han habitado y los encuentras a un buen precio de mercado.

VPO: Son viviendas protegidas. Disponen de precios más asequibles a los que hay en el mercado y principalmente se destinan a los sectores de la población que presentan más dificultades para poder acceder a un hogar. Este tipo de inmuebles cuenta con ventajas económicas y fiscales. Para poder acceder a las mismas, hay que cumplir una serie de requisitos económicos y personales.

  1. Pago

 Una vez que sabemos con qué presupuesto contamos, tenemos que decidir cómo pagamos, al contado, si necesitamos hipoteca, etcétera.

Pago al contado: Supone el desembolso total del precio pactado con el vendedor. Una vez se firma la escritura de la compra, se entrega un cheque bancario (por norma general) a favor del vendedor.

Hipoteca: El préstamo hipotecario es un producto bancario que te permite recibir una cantidad de dinero para la adquisición de un inmueble. Dependiendo de la edad del comprador y su estabilidad así como de la relación que tengas con la entidad, los bancos ofrecen hasta el 80% del valor del inmueble y hasta un plazo de devolución de 40 años.

A la hora de solicitar una hipoteca, es importante que hables con tu banco para acordar los plazos de devolución del préstamo, ya que a mayor plazo, la carga final de intereses se incrementa. Utiliza los simuladores de hipotecas disponibles. No obstante, antes de decidir,  te recomendamos que preguntes en diferentes entidades bancarias para ver lo que te ofrecen y así poder valorar las condiciones económicas y los productos vinculados que en algunos casos solicitan las entidades.

  1. Elige el vendedor

 Si ya tienes clara la ubicación y cuentas con el precio orientativo, es importante tener en cuenta que la negociación y facilidades a la hora de la compra vienen condicionadas por el tipo de vendedor por el que optemos: los particulares te permiten una interacción directa; las inmobiliarias suelen darte un mejor asesoramiento durante el proceso de compra y podrán enseñarte los inmuebles que mejor se adapten a tus necesidades; las promotoras te garantizan vivir en una casa nueva aunque muchas veces la elección de la vivienda se hará sobre plano y eso crea siempre algo de incertidumbre y finalmente están las entidades bancarias y los servecers que gestionan sus inmuebles, en las que podrás conseguir un piso en propiedad aprovechando sus precios competitivos y en ocasiones, las condiciones especiales de financiación.

  1. Visita la vivienda

Cuando hayas elegido la vivienda es importante que la visites. En pocos minutos tendrás que inspeccionarlo e imaginarte viviendo en ella. Observa la distribución de las habitaciones, la ventilación, el baño, los acabados…todo cuenta.  Si te gusta date una vuelta por el vecindario y pregunta a los vecinos ya que son los que mejor conocen las viviendas y te podrán poner al corriente de gastos y cuentas de la comunidad. Y si todo te cuadra, date una vuelta por el barrio/zona para comprobar si tiene en los alrededores todo lo que necesitas para hacer tu vida: colegios, supermercados, parques, gimnasios, etcétera.

  1. Haz una oferta

Llegado el momento de posicionarse como comprador del piso es el momento de hacer una oferta. Dependiendo de la Comunidad Autónoma, los potenciales compradores solicitan descuentos que oscilan entre el 10% y el 30% del precio inicial de venta.

  1. Firma el contrato de arras

El contrato de arras es un contrato privado donde las partes pactan la reserva de la compraventa de la vivienda, entregándose como prueba una cantidad de dinero en concepto de señal. En él, se recoge la obligatoriedad de firmar un contrato en el  futuro, normalmente en torno a unos 30 días a contar desde la firma de dicho contrato.

  1. Firma de la escritura

 En ella, el comprador y el vendedor declaran ante notario su voluntad de comprar y vender, así como todas las condiciones de la venta. En este acto de firma, el notario comprueba la legitimidad de ambas partes. En la escritura debe aparecer también la descripción de la vivienda, su estado de cargas, el precio pactado, la forma de pago y el reparto de los gastos.

  1. Gastos adicionales

 Acuérdate de que existen unos gastos derivados de la compraventa de la vivienda que muchas veces suponen alrededor de un 10% del precio de la compra. El IVA, si se trata de una vivienda nueva o el ITP si es una vivienda de segunda mano; los gastos notariales y los de inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad, entre otros.

¡A partir de aquí, a disfrutar de tu casa!

1 Comentario

  1. Miguel

    Antes de aventurarse a comprar una vivienda debemos de sopesar todos los pros y contras así como el hecho de poder contar con los posibles económicos, contar con varias ofertas y opciones de viviendas y comprobar el entorno de la misma para que ésta cubra con nuestras necesidades. Saludos

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *