El futuro es de los Servicers

AugustoEn ese sentido, observamos con interés como la demanda de espacios logísticos encadena varios trimestres de aumentos. En los tres prime- ros meses de 2018 la contratación en el merca- do logístico subió el 76% en Madrid y el 50% en Barcelona. Estos datos han despertado el apetito entre los inversores, quienes ante un merca- do reducido comienzan a buscar oportunidades no solo en las dos principales ciudades españolas sino también en otros mercados secundarios como Zaragoza, Málaga, Sevilla y País Vasco. También cabe mencionar Valencia, que es uno de los mercados logísticos de mayor interés en este momento.

Otra área que está registrando gran actividad es la hotelera. Tras alcanzar un record histórico el año pasado, la inversión hotelera se mantiene a buen ritmo este año, en el que se han realizado grandes operaciones. Los fondos de capital pri- vado están siendo los principales actores y algunos analistas esperan que este año se llegue a incluso duplicar el volumen de inversión alcanzado el año pasado.

En este contexto, es muy necesario hablar del papel de los servicers, que están cobrando cada vez mayor protagonismo dentro del sector inmobiliario. Actualmente, más del 80% de los activos inmobiliarios bajo gestión se encuentran en manos de servicers. Estos nuevos actores están ayudando a incrementar la transparencia, eficiencia y profesionalidad del mercado inmobiliario al ayudar a completar operaciones con todas las garantías legales, administrativas y de calidad. Además, los servicers han jugado un rol clave en la recuperación económica ya que han facilitado el drenaje de un buen número de activos inmobiliarios que habían acabado en manos

Es importante aportar soluciones que contemplen todo el ciclo inmobiliario,desde la gestión del crédito hasta la comercialización del inmueble, incluyendo también la promoción y gestión patrimonial.

de los bancos durante la crisis. Esta labor ha contribuido de forma significativa a la recons- trucción de la confianza en el sector inmobiliario español. Gracias a esta labor, los servicers se han convertido en un actor esencial para la industria financiera e inmobiliaria y se espera que para los próximos años su papel se consolide aún más.

No obstante, los servicers deben aportar un valor claramente diferencial para competir en un segmento cada vez más profesionalizado. Es importante aportar soluciones que contemplen todo el ciclo inmobiliario, desde la gestión del crédito hasta la comercialización del inmueble, incluyendo también la promoción y gestión patrimonial. Además, es importante contar con un equipo especializado en valoraciones de activos comerciales y residenciales para ayudar a los

Actualmente, más del 80% de los activos inmobiliarios bajo gestión se encuentran en manos de servicers. Estos nuevos actores están ayudando a incrementar la transparencia, eficiencia y profesionalidad del mercado inmobiliario al ayudar a completar operaciones con todas las garantías legales, administrativas y de calidad.

propietarios de los inmuebles en la toma de decisiones. Y, por último, no conviene olvidar las ventajas que ofrece la de titulización, que cuenta con una gran diversidad de herramientas para estructurar y gestionar la deuda sobre distintas clases de activos.

El modelo de negocio de Haya cubre todas es- tas áreas, lo que ha permitido un significativo crecimiento a lo largo de los años, gracias a la confianza depositada por su base de clientes. Por ejemplo, en el primer semestre de 2018, el Ebitda de Haya creció un 15,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Cabe destacar que las operaciones de activos no residenciales tuvieron un peso especial dentro de la cuenta de resultados y confiamos en que la gestión de es- te tipo de activos continúe creciendo de cara al futuro, teniendo en cuenta el ritmo que están registrando el sector logístico y los activos singulares, donde Haya cuenta con un amplio catálogo desde naves, locales y oficinas, hasta suelos en distintas fases de desarrollo (rústicos, urbanizables y solares).

Por otro lado, cabe destacar que buena parte de la cartera de Haya se compone de vivienda de primera residencia, lo que despierta gran interés en las circunstancias actuales del mercado. La gran capilaridad del negocio de Haya, con presencia en casi toda la geografía española, permite a la compañía encontrar compradores allí donde otros no llegan.

En definitiva, los principales indicadores inmobiliarios señalan que el ladrillo está al alza y nos hacen confiar en que el futuro del sector será próspero. Desde Haya estamos preparados para aprovechar esta subida sin olvidar que los ciclos inmobiliarios suelen cumplirse con cierta precisión y por eso conviene aprovechar los tramos alcistas para apuntalar una base que nos permitirá mantener la estabilidad en el largo plazo.

Entrevista a Augusto Monte, Director de activos singulares de Haya Real Estate, para Vía Inmobiliaria

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *