Decorar la entrada de tu casa

La carta de presentación de tu hogar, por mucho que sea un sitio de paso, es la entrada, desde la puerta hasta el salón. Es el espacio que más gente ve ( a la entrada y a la salida) en el mostrarás tus gustos y el sentido de tu hogar. Por tanto, piensa en cómo decorar la entrada de tu casa.

Para empezar, uno de los elementos decorativos por excelencia que nos solemos encontrar al entrar a una casa es el felpudo, así que dedícale tiempo a elegir uno que te defina, que le de a tu casa ese rollito que luego va a encontrarse de puertas para dentro.

Por lo general, los pisos tiene entradas pequeñas que forman parte del pasillo que comunica con la cocina, el baño e incluso alguna habitación, hasta llegar al salón. Es importante antes de pensar en qué queremos, es importante ser conscientes del tamaño que tenemos. Tienen que ser una entrada que no cargue mucho la vista, con los elementos justos.

Una vez dentro, es importante conseguir iluminación lo más natural posible, en la entrada.  La decoración de la entrada siempre dependerá del espacio disponible, de modo que ante todo nuestro diseño deberá poder adaptarse al lugar y hacer que éste sea agradable e invite al acceso al interior

Es imprescindible que haya iluminación, a poder ser lo más natural posible. Que la estancia resulte acogedora, con elementos sencillos y útiles. Por lo general son estos los elementos decorativos de los recibidores: una pequeña mesa donde poder poner las llaves y el correo cuando llegas, acompañado de un espejo en el que echarte un último vistazo antes de salir;

entrada1

un zapatero pequeño en el que poder dejar tu calzado del día y cambiarlo por la comodidad de las zapatillas de estar por casa o el placer de andar descalzo;

entrada2

un perchero acompañado de un paragüero con estilo y unos bonitos cuadros, etc.

entrada3

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *