Decoración Zen para conseguir armonía en tu hogar

Zen

Cuando llegamos a casa después de un día de trabajo lo que queremos es relajarnos. Un espacio en armonía es lo que necesitamos para poder reflexionar y descongestionarse después de un día de estrés.

Para eso necesitamos un ambiente en equilibrio y para ello el movimiento decorativo ideal es el “Zen”. El estilo Zen proviene de una corriente budista que evoca el equilibrio y a la armonía. Y, ¿cómo conseguimos esto?

Para conseguirlo lo que necesitamos es darle un papel principal a los materiales naturales para potenciar la presencia de aromas en el hogar. Utilicemos pocos objetos y en tonos blancos, crema, ocres y beiges. Si queremos añadirle un poco de color, demos unas pequeñas pinceladas en tonos rojos, pero en pequeñas dosis.

Lo principal es tener claro que el estilo de todos los elementos del hogar deben buscar la máxima simpleza y orden para encontrar la paz y la armonía que necesitamos. Si no es útil, no tiene sitio en tu casa.

Una vez sabemos los colores, hablemos de los materiales naturales. Como primordial, utilizaremos la madera, pero también la piedra, el bambú, el mimbre y el papel. Esto evocará de forma natural nuestra conexión con la naturaleza.

Los ambientes zen funcionan muy bien con muebles de color natural mesas y sillones bajos, con las patas de madera y en líneas rectas.

La iluminación debe ser directa pero de no mucha intensidad. Busquemos una luz bien tamizada y con tonalidades cálidas. Es preferible tener varios puntos de lulz pequeños que no uno grande. Asi podrás jugar con el ambiente como más te guste.

La elección de los objetos decorativos debe ser cuidada. Entre los pocos adornos que debemos poner, podemos destacar los objetos de cristal y madera. Por ejemplo un jarrón de cristal con arena fina o bandejas de madera con hojas secas. Las paredes pueden estar desnudas aunque permite colocar algún cuadro cuidado con marco y lámina que combinen con la decoración general. Para acabar, aromatiza tu estancia con velas e incienso de olores poco intensos, que creen un ambiente ideal para relajarte.

zen2

Luz equilibrada, orden, detalles de calidad como puede ser la alfombra, la lámpara o la taza en la que bebes… Todo lo tuyo tiene que ser lo mejor y simplificarte la vida.

 

1 Comentario

  1. Pingback: ¿En qué se diferencian el estilo Zen y el Feng Shui?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *